Historia del Grito de Lares

Por Maestro José Galarza 24 abr. 2009

Breve historia del Grito de Lares


El Dr. Ramón Emeterio Betances (en foto) y el abogado Segundo Ruiz Belvis, habían salido de Puerto Rico hacia la República Dominicana para organizar un alzamiento independentista en la isla. Ruiz Belvis siguió hacia Chile, pues el gobierno de ese país había ofrecido ayuda a la causa separatista, ayuda que no llegó a dar. Allá el abogado murió en forma sospechosa. Betances creó un Comité Revolucionario de Puerto Rico y organizó juntas y legaciones revolucionarias. Los principales dirigentes de la isla eran Matías Brugman, Manuel Rojas, Manuel María González, Carlos Lacroix y Manuel Cebollero.

El gobierno dominicano a través del General Luperón y el Presidente Buenaventura Báez, había apoyado a Betances. Le había permitido reclutar y armar un pequeño ejército y le facilitó un barco armado. Cuando casi todo estaba listo para llevar a cabo la expedición contra la isla, el gobierno español consiguió que el Presidente Báez prohibiera la salida de los expedicionarios de territorio dominicano, y que las autoridades en Saint Thomas, donde estaba fondeado el barco, lo ocuparan.

Mientras los planes de Betances quedaban así desbaratados, en Puerto Rico el Ejército detuvo a uno de los principales dirigentes de la conspiración y ocupó documentos comprometedores. Los demás líderes, temiendo ser arrestados, decidieron adelantar la fecha señalada para iniciar la revolución sin esperar por Betances.

El día 23 de septiembre de 1868 unos cuatrocientos hombres mal armados tomaron la población de Lares, declararon la República de Puerto Rico y formaron un gobierno provisional. Adoptaron como emblema una bandera que se cree diseñada por Betances y cosida por Mariana Bracetti, "Brazo de Oro".

Al día siguiente atacaron la población del Pepino, donde esperaban ocupar algunas armas, pero la milicia de aquella población ya aguardaba el ataque y había recibido un pequeño refuerzo, por lo cual los revolucionarios fueron rechazados después de haber sufrido algunas bajas. Cuando se reagruparon en las afueras del pueblo y volvieron al ataque, se acercaba a San Sebastián la tropa veterana de Moca, así que fue necesario ordenar la retirada.

El Ejército inició inmediatamente la persecusión de los fugitivos, muchos de los cuales se encontraban desarmados o armados solo de machetes. En los días siguientes los soldados dieron muerte a Brugman y a otros rebeldes. Arrestaron a más de quinientas personas. Se les celebró juicio en el cual siete de los principales dirigentes fueron condenados a morir, pero la sentencia no llegó a cumplirse.

Extracto tomado del libro de Lucas Morán Arce, Historia de Puerto Rico.


Factores que contribuyeron al fracaso de la revuelta:

Entre los factores que podemos señalar se encuentra la confianza excesiva que tenían los revolucionarios, quienes comenzaron a divulgar información que trascendió el ámbito de la reserva, y las autoridades comenzaron a adquirir conocimiento de lo que se estaba fraguando. A las sospechas del gobierno, se sumaron las delaciones de personas que conocían el movimiento, y las filtraciones fueron causa para que se tuviese que adelantar la fecha de la rebelión.

A mediados de 1868, el corregidor don Antonio Balboa sorpredió en Mayagüez al agente Pedro García en el momento en que colectaba fondos para la causa, confiscándole una lista de donantes y suscriptores. Un afiliado a la conspiración, Hilario Martínez, hizo indiscretas revelaciones a su sobrino Carlos Antonio López, el cual las comunicó al capitan de milicias de Quebradillas, don Juan Castañón, poniendo al descubierto a la Junta Lanzador del Norte y la identidad de su presidente Manuel María González. Castañón informó la confidencia al comandante militar de Arecibo, don Manuel de Iturriaga, que en la madrugada del 19 de septiembre de 1968, allanó la residencia de González en el barrio Palomas, de Camuy, se incautó de documentación comprometedora y arrestó a González trasladándolo a la cárcel de Arecibo. Iturriaga organizó 50 milicianos de Arecibo y destacó en Camuy parte del Batallón de Cádiz al mando del capitán José Pujols. La noticia del apresamiento fue comunicada al presidente de la Junta de Lares, y a Capá Prieto de Mayagüez.

A la noche siguiente (20 de septiembre de 1868), se reunió la directiva de la Junta Capá Prieto en casa de Matías Brugman en la Hacienda Buenavista del barrio Furnias y se acordó el levantamiento para el 23 de septiembre, adelantando los planes que fueron originalmente planeados para el 30 de ese mes. Lares y San Sebastián serían los primeros objetivos; Moca, Quebradillas, Camuy y Arecibo vendrían después. El sitio de reunión de las fuerzas rebeldes sería la Hacienda de Manuel Rojas en el barrio Pezuela, localizada a una legua de Lares. Así lo informaron a las demás juntas demandando de ellas la inmediata ejecución de las órdenes que se le estaban enviando. Se tenía conciencia de que se estaba actuando con apremio para evitar que el Gobierno matara la revuelta antes de que iniciara. Lares era el mejor sitio. Estratégicamente localizado en la región montañosa del oeste central, un lugar lejos de la capital y de difícil acceso. La zona contaba con el número mayor de participantes, y estaba cerca de Arecibo, donde mantenían preso a Manuel María González; tenía acceso por carretera a San Sebastían, donde se guardaban las armas y municiones del cuartel de milicias. Lares ofrecía facilidades de comunicación con Arecibo, San Germán, Yauco, Adjuntas y Mayagüez.

El momento no era el más aconsejable para ejecutar el plan. Las circunstancias obligaron a los rebeldes a pasar súbitamente de la etapa preparatoria a la acción. No contaron con el equipo militar necesario, ni los hombres que debían venir a auxiliarlos, por haber sido confiscados los armamentos por orden del presidente de Santo Domingo, Buenaventura Báez. El transporte que habrían de utilizar fue decomisado por las autoridades de Saint Thomas. Desde abril de 1868, Báez trataba de arrestar a Betances para enviarlo a Puerto Rico. Años después España ofreció asilo politíco a Báez cuando fue depuesto por un golpe revolucionario. Las juntas no recibieron a tiempo la notificación de la junta de Mayagüez, y otras jamás las recibieron. Muchos miembros de las juntas se abstuvieron de apoyar el movimiento por el pesimismo que creó el apresamiento de Manuel María González.

Extracto tomado del libro de Luis M. Díaz Soler, Puerto Rico: desde sus orígenes hasta el cese de la dominación española.


2do relato provisto por el municipio de Lares

Continuaba el sistema colonial vigente en la isla desde Ponce de León, cuyas injusticias se acentúaban en el siglo XIX, el malestar ocasionado por las promesas de la reforma incumplidas, hechas por el gobierno central de Madrid, pero que nunca se materializaban. Las limitaciones impuestas al comercio exterior: la persecución abusiva de los abolicionistas puertorriqueños, etc. Ramón Emeterio Betances y Segundo Ruíz Belvis, desterrado en 1867 a causa de su mentalidad revolucionaria acuden a Santo Domingo y luego a Nueva York en busca de dinero y armas para liberar a Puerto Rico y establecer aquí una república libre y demócratica. Muerto Ruíz Belviz en 1867, Betances prepara la revolución armada desde Santo Domingo. Se pone en comunicación con los separatistas de Puerto Rico, que forman una cadenas de sociedades secretas o juntas: son conocidas como la de Mayagüez, Ponce, Camuy, San Sebastián. Mientras tanto Betances reúne hombres, fusiles y municiones; además adquiere un barco y un telégrafo. Todo se organiza para el 29 de septiembre de 1868. El plan era producir un levantamiento en diferentes pueblos y enseguida desembarcar a Betances con 10,000 hombres por Mayagüez. Una declaración ocurrida en Camuy, que pone en alerta a las autoridades, lleva a los separatistas a adelantar el golpe.

El 20 de septiembre los conjurados en Mayagüez acordaron dar inicio a la revolución en la finca de Manuel Rojas en Lares con el objetivo de tomar a Lares y San Sebastián y subsiguientemente a Moca, Quebradillas, Camuy y Arecibo. Se fijó la fecha del 23 de septiembre. El aviso a las juntas de la isla no llegó a tiempo, tampoco pudo enterarse Betances, cuyo barco había sido confiscado en San Thomas.

A la media noche del 23 de septiembre, armados con fusiles y machetes, a pie y a caballo los insurrectos entraron al pueblo de Lares a los gritos de: "VIVA PUERTO RICO LIBRE" y "ABAJO LOS IMPUESTOS". La tropa estaba compuesta por 400 hombres al mando de Manuel Rojas como caudillo y de Matías Brugman. Manuel Cebollero, Eusebio Ibarra y Pablo Beuchamp. Como lugartenientes figuran Joaquín Parrilla, Andrés Pol, Juan Terreforte, Baldomero Bauren, Gabino Plumey, Pablo Rivera y otros. Además de Salvo Rojas que era venezolano, Brugman era norteamericano y habían algunos dominicanos, los demás eran boricuas.

Los insurrectos tomaron el ayuntamiento poniendo allí la bandera de la República de Puerto Rico diseñada por Betances. Se constituyó el gobierno provisional integrado por Francisco Ramírez Medina como presidente de la República, Aurelio Méndez como ministro de la gobernación, Clemente Millán como ministro de estado y Bernabé Pol como secretario. El gobierno se componía exclusivamente de puertorriqueños.

Los rebeldes juraron públicamente defender la libertad de la patria. Se abolió el injusto sistema se libretas de jornaleros y se declararon libres los esclavos que tomaron las armas contra los españoles. El sacerdote Gumersindo Vega no de buena gana celebró un solemne tedéum y frente al altar mayor se desplegó la bandera boricua confeccionada por Mariana Bracetti. Por otra parte grupos de patriotas vigilaban las salidas del pueblo y ehortaban a los propietarios a llevar a sus esclavos a la alcaldía para declararles la libertad.

Durante la madrugada el General Rojas y su pequeño ejército avanzaron hasta el Pepino (San Sebastián) pero ya los españoles habían recibido refuerzos de Puerto Rico, vivas que fueron contestadas por el tiroteo de los milicianos. Hubo varios encuentros entre milicianos y rebeldes, los que tenian que retirarse del pueblo después de cuatro horas de combate

Al llegar un contingente de tropas veteranas españolas que venían en ayuda del enemigo, Rojas trata de regresar para hecerle frente pero muchos de sus hombres se niegan y se decide volver a Lares a esperar noticias sobre los levantamientos en el resto de la isla. Ya se habían muerto cuatro de ellos y algunos estaban heridos. Entre los heridos figuraban Manuel Rosado "Manolo el Lareño" que portaba una bandera blanca con una inscripción patriótica. Siete hombres además cayeron prisioneros. Los insurrectos de Lares se dispararon pronto por las montañas tratando de ganar la costa para salir de la isla.

Varias semanas duró la persecución de los patriotas puertorriqueños por los soldados españoles. Centenares de ellos y de personas sospechosas para el gobierno fueron apresados e ingresados en las cárceles de Aguadilla, Arecibo, Lares y Ponce.: alrededor de 80 murieron a causa de una epidemia de vómito negro que se desarrolló en las prisiones. Probablemente el número de revolucionarios llegaba a 1,000 si bien oficialmente sólo se consiguieron 454. Incluyendo muerto y exonerados. Entre los encarcelados estaban Rojas, Ramírez Millán y Mariana Bracetti.

Brugman, su hijo Henry, Baldomero Bauren y Bautista Toledo fueron baleados en los campos de Adjuntas. Joaquín Parrilla fue sorprendido en el barrio indiera de Yauco, entonces el oficial que acababa de matar diez de sus compañeros le pide que se rinda y Joaquin le responde "Joaquín Parrilla no se rinde" asi que también cayó muerto, acribillado a balazos. En la columna volante que perseguía y capturaba a los insurrectos de Lares figuraban José Gautier Benítez, el poeta, pero que fue soldado voluntario en el ejército español y que estuvo realizando esa triste misión entre el 26 de septiembre y el 8 de noviembre, según consta en su récord militar que se guarda en el archivo militar de Segovia.

Trabajo realizado por: Héctor A. García

www.proyectosalonhogar.com


0 Comentarios

Publicar un comentario

Deja tu mensaje
El uso de este portal deberá limitarse exclusivamente para fines educativos.

Total de Visitas Hasta Hoy

Colaboradores

Visitas Planeta Educador